BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

martes, 22 de junio de 2010

China: The Road Home (1999)

The Road Home (wo de fuqin maqin, 我的父亲母亲, literalmente: "mi padre y mi madre") es un precioso romance en retrospectiva dirigido por el popular director chino Zhang Yimou, y protagonizado por la conocida actriz Zhang Ziyi, siendo éste su papel debut.
La historia comienza en blanco y negro, presentándonos a Luo Yusheng (Sun Honglei), un hombre de mediana edad que se fue a vivir a la ciudad, y ha recibido la noticia de que su padre ha muerto. Desolado, regresa hasta su pueblecito natal para encontrarse con su madre, que ha despertado la polémica en el pueblo porque quiere seguir una vieja tradición que dicta que en el último traslado de un fallecido hay que llevarle "a pie" por el camino que tantas veces recorrió, hasta el cementerio. El alcalde del pueblo habla primero con Yusheng para ver si consigue convencer a su madre de lo difícil y costoso que será eso, pero éste enseguida se da cuenta de que será imposible persuadirla. Además, quiere que le rescate el viejo telar para tejer ella misma una tela que vaya encima del féretro de su padre. Entonces, asistimos junto a Yusheng a los recuerdos de la historia entre su padre y su madre, cincuenta años atrás (parte en color). Luo Changyu (Zheng Hao) era un joven profesor que había venido de la ciudad para enseñar a los niños de la aldea, y fue ahí donde la hermosa Zhao Di (Zhang Ziyi) lo vio por primera vez y se enamoró de él. Al igual que el resto de las jovencitas, cada día preparaba la comida y la llevaba donde estaban los trabajadores que estaban construyendo la escuela, con la esperanza de que fuera el maestro quien se la comiera. Una vez que la escuela estuvo construída, Zhao Di entregó una tela roja que ella misma había tejido - según la tradición, para que diera suerte tenía que tejerla la doncella más guapa del pueblo - para que fuera colocada sobre el techo de la escuela. Así, cada mañana ZhaoDi iba a sacar agua del pozo cercano a la escuela para escuchar al maestro enseñarle a los niños. Ella era analfabeta, pero le encantaba oir la voz del maestro. Además, como solía suceder en aquella época, un maestro estaba muy bien considerado en el pueblo porque tenía la función de enseñar, así que iba cada día comiendo en una casa distinta. El día que le tocó en casa de Zhao Di - que vivía con su anciana abuela, prácticamente ciega - ella se esmeró especialmente con la comida, y no le quitó ojo al maestro. Él tampoco dejó de mirarla. Cuando el maestró se fue, la abuela de Zhao Di le advirtió que no se hiciera ilusiones porque él era un hombre culto de la ciudad. Más tarde, Changyu tuvo que marcharse de nuevo a la ciudad por problemas políticos, dejando a Zhao Di muy triste, pero con la promesa de que volvería después de las fiestas. Antes de irse, Changyu le regaló un pasador para el pelo que hacía juego con la chaqueta roja que ella solía llevar. Cuando Changyu se marchó sin avisar, Zhao Di corrió a través de los campos para llevarle la comida que le había preparado, pero se cayó por el camino, y el recipiente se rompió. Además, perdió su pasador. Destozada, la joven llora amargamente sobre el campo.
Pasan los días y los meses y Changyu no regresaba, y Zhao Di cada vez se encontraba más deprimida y triste. Cada día hacía el mismo trayecto que hizo el día que fue a buscar al maestro, para ver si encuentraba su pasador. Al final se dio cuenta de que estaba tirado en la entrada de su casa.
El día en que el maestro había prometido regresar, ella fue a esperarle a la entrada del pueblo, a pesar de que había una fuerte ventisca. Allí esperó durante horas, pero él no apareció, y Zhao Di regresó a su casa congelada, y cayó enferma. Pasados unos días volvió a levantarse, y tercamente decidió abrigarse y salir para ir a la ciudad a buscar al profesor. La abuela, angustiada, contempló impotente cómo su nieta se marchaba en mitad de una tormenta de nieve. Pero Zhao Di no llegó muy lejos porque se desmayó por el camino. Cuando la trajeron de vuelta a casa, ella estuvo varios días dormida. Al despertarse, el maestro había regresado Al enterarse de la noticia de su enfermedad, quiso volver a verla.
Zhao Di salió corriendo en busca del maestro. Él sólo podía quedarse un día, porque desobedeciendo las reglas había ido a verla. A causa de esto tendrían que estar separados durante otros dos años. Pero el amor de Zhao Di era fuerte.
Después de enterarnos de las memorias de la madre de Yusheng, es imposible negarse a cumplir su última voluntad. Tras el entierro paterno, la madre se lamenta de que su hijo volverá a la ciudad. Aunque es lo que ella quiere, dice que se siente muy sola desde que Changyu murió, y queel último deseo de su padre había sido que su hijo impartiera clases, aunque fuera por un solo día.
Cuando despierta a la mañana siguiente, la anciana Zhao Di oye unas voces de niños repitiendo las palabras del maestro. Con la misma ilusión de entonces, corre hasta la escuela y ve a su propio hijo, que, al igual que su padre, ha abierto el libro de la escuela para impartir la última lección...

The Road Home es una hermosa película que nos habla sobre las memorias de una pareja que se quería por encima de todo. A pesar de los años que han pasado, podemos ver cómo Zhao Di sigue tan enamorada de su marido como el primer día. Es posible que el tiempo haya pasado y que las cosas ya no se vean de igual forma, pero Zhao Di no olvida. En el momento en que vemos cómo la anciana está sentada frente a la escuela en un día tan frío, comprendemos lo importante que es todo eso para ella. Y su hijo, como un mero espectador, no puede negarse.
La metáfora del pasador también me parece muy bonita, porque es como si después de haber estado buscando por todas partes, se diera cuenta de que "seguía en casa, no se había marchado" (al igual que más tarde el maestro volvería a ella). De la misma forma, la abuela de Zhao Di intenta reparar el cuenco roto de Zhao Di, que se rompió cuando se cayó en el campo. Aquel era un cuenco especial para la joven, porque era donde siempre le llevaba la comida al maestro.
La belleza de los paisajes y la fotografía son espectaculares. Con qué sencillez, al modo de las películas orientales, nos regalan esas escenas rurales, esa tranquilidad campestre y ese colorido que nos entra por los ojos, y que nos conduce sutilmente a través de la historia. Esas largas escenas sin diálogo con Zhao Di paseando por el campo, buscando al maestro, que nos hacen partícipes de sus sentimientos sin necesidad de palabras.
La música es otro elemento que está presente en los momentos más emotivos de la película, especialmente hacia el final. Y juega mucho con los recuerdos pasados, que hace que nos sintamos conmovidos por la historia hasta la aparición misma de los títulos de crédito.
Un elemento que habría que tener en cuenta es cómo han obviado los problemas políticos del maestro (en aquella época, China estaba bajo el mandado comunista de Mao Zedong, en los años más fuertes del régimen). Podemos simplemente suponer que Changyu estaba en contra del partido, y por eso tuvo problemas.

The Road Home fue escrita por Bao Shi, que adaptó la historia de su novela Remembrance (recuerdo). La película fue rodada inmediatamente después de la primera película de Zhang Yimou, Not One Less, que tuvo muy buena acogida en el otoño de 1999.
Por donde pasó, The Road Home fue cosechando premios. En el Berlinale de 2000 ganó el premio del jurado (segunda mejor película) y el Ecumenical Jury (jurado global). Casi todos las buenas críticas se concentraron en el estilo visual y en la interpretación de Zhang Ziyi, que está estupenda en su papel de jovencita cándida y enamorada. Algunos de los festivales donde The Road Home fue premiada incluyen los Golden Roster Awards (2000) a Mejor Fotografía, Mejor Dirección Artística y Mejor Director, el Hundred Flowers Awards (2000) a mejor película y Mejor Actriz, el Festival Internacional de Berlín (2000) con el Oso de Plata del Jurado y el del Jurado Ecuménico, El Festival Internacional de Ljubljana (en Eslovenia) con el Premio de la Audiencia, el Festical de Cine de Sundance (2001) con el premio Audience World Cinema, el Fajr Film Festival con el premio Crystal Simorgh a Mejor Película en la Competición Internacional y El Festival de Cine de Florida, donde ganó el Premio de la Audiencia a Mejor Película Internacional.

* Idea principal: la fuerza del amor. La importancia de los recuerdos. Tradición vs Modernidad. Campo vs ciudad. Tradiciones familiares.

* web oficial.





































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails