BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

martes, 18 de mayo de 2010

Tailandia: Citizen Dog (2004)

Del director tailandés Wisit Sasanatieng nos llega Citizen Dog (Mah Nakorn, หมานคร), una película romántica de género fantástico que nos cuenta las aventuras de un joven, Pod (Mahasamut Boonyaruk), en su llegada a Bangkok. De orígenes humildes, Pod fue hasta la capital para encontrar trabajo (a pesar de las advertencias de su abuela de que le saldría una cola si fuera), y terminó en una fábrica de conservas de pescado. Su trabajo era tan estresante (cortar, envasar, cortar, envasar) que un día se corta su propio índice y no le da tiempo de recuperarlo. Cuando quiere darse cuenta ha ido a parar dentro de una lata, y puesto a la venta en el mercado.
Pod pasa mucho tiempo buscando en los supermercados su dedo perdido, hasta que un día ve una lata que está brincando y se da cuenta de que allí tiene que estar su índice, ya que él tenía la manía de estar dando golpecitos siempre. Cuando lo recupera, se da cuenta de que en realidad no es el suyo, y de que lo lleva un compañero de trabajo que está a punto de meterse el dedo en la nariz. Entonces se pelea con él para recuperarlo, y es cuando decide que el trabajo de la fábrica es demasiado peligroso, así que se hace vigilante de un edificio. En él conoce a la joven Jin (Saengthong Gate-Uthong), una limpiadora que se pasa el día ordenándolo todo, ya que tiene un desorden obsesivo-compulsivo, y sus compañeras la consideran rara y maniática. Pod no sabe cómo decirle a Jin que le gusta, y ella no tiene mucho tiempo de mirar a los lados, porque su principal objetivo es comprender un libro que fue a parar a sus manos, cuyo idioma desconoce, y que está convencida de que es la clave de su vida. Jin lleva el libro con ella a todas partes, se apunta a clases de idiomas extranjeros para intentar entenderlo, e incluso le pregunta a muchas personas si pueden leerlo, incluído a su propio jefe. Pero nadie sabe leer el libro. El amigo de Pod, Yod, conoció a su novia dentro de un autobús porque iban muy apretados el uno contra el otro, y así se enamoraron. Seguían tomando autobuses para seguir sintiendo aquella sensación. Inspirado por su amigo, Pod le pregunta un día a Jin si quiere subir con él a un autobús para regresar a casa, pero ésta le dice que cuando sube a un transporte público tiene muchos picores en los brazos. Entonces, Pod decide dejar su trabajo y convertirse en taxista. De esta forma podrá llevar a Jin todos los días hasta su trabajo.
Un día, Jin recibe un panfleto de manos de un hippie manifestante, y piensa que sin duda él tiene que ser el hombre del que recibió el libro. Le pierde de vista sin llegar a hablar con él, pero ella se imagina que se llama Peter, porque es el único nombre extranjero que conoce.
Decidida a seguir su lucha, Jin se hace activista contra los plásticos, y comienza a acumular todo el plástico que va recogiendo de las calles en una torre frente a su casa, hasta que ésta se hace tan enorme que se convierte en una montaña. Además, asiste a las manifestaciones y comienza a cultivar plantas en su casa. Deja de tomar el taxi para ir al trabajo, porque eso contamina, y, finalmente, deja su trabajo para poder seguir yendo a las manifestaciones. Viendo Pod que Jin ya no necesita sus servicios y que cada vez están más alejados, él también deja su trabajo.
Al mismo tiempo, Jin consigue encontrar al activista, quien le dice que su verdadero nombre es André, no Peter, y que esa novela es en realidad un romance italiano gay. La joven piensa entonces que el sentido de su vida está acabado, y regresa a su casa deprimida, dejando todas sus actividades de lado. Ya no come, y tampoco habla. Además, rechaza la ayuda de Pod. Un día hace sus maletas y se va, diciendo que quiere estar sola. Pod, deprimido, regresa al campo. Pero allí no encuentra la felicidad, el campo es aburrido y lento en comparación con la capital, y además sigue echando de menos a Jin. Cuando regresa, se da cuenta de que todo el mundo tiene cola menos él, y se convierte en una celebridad de la noche a la mañana. Pasa mucho tiempo buscando a Jin, pero no la encuentra. Huyendo de los periodistas y las jóvenes acosadoras, llega hasta la montaña de botellas de plástico, y subido sobre ella, se pregunta dónde estará Jin, y si ella también habrá cambiado. Mientras lee una vieja revista que solía ser de Jin, se da cuenta de que la joven está subida en la torre, de espaldas a él. Va hacia ella y Jin lo mira por primera vez a los ojos, y le dice que es el único que no ha cambiado. Jin tiene miedo de su futuro, de lo que pasará si ambos llegan a estar juntos, pero Pod le hace callar con un beso. Más tarde, la montaña de plásticos se convierte en un recurrente lugar de picnic al que asisten las parejas.

Citizen Dog es una maravillosa historia, de extraordinario colorido, a ratos absurda y a ratos hermosa. La idea básica es que no nos damos cuenta de lo que nos perdemos por ir en busca de sueños imposibles e irrealizables, por eso Jin nunca mira a Pod a los ojos, porque no lo ve tal y como es hasta el final. Y tal vez sea ésta la metáfora de la "cola", por el hecho de que todos quieren ser diferentes, tan diferentes que al final son iguales. Y al final, el único que no ha cambiado es en realidad el auténtico.
Esta cinta ha sido muchas veces comparada con la película francesa
Amélie, y fue una gran acaparadora de premios en el año de su estreno, incluyendo el premio a Mejores Efectos Visuales en el Festival Nacional de Cine de Tailandia en 2004, el Premio de Plata y el de Bronce a Mejor Película Asiática en el Festival de Fantasía de 2006, el Premio de los Críticos en el Festival de Cine Asiático de Deauville en 2005. Además, fue mostrada en el Festival Internacional de Toronto de 2005, así como en el de Vancouver, el de Munich, Viena, Tokio y un largo etcétera. En 2005 quedó en sexta posicion entre las 10 Mejores Películas del Año por la revista Time. No se lanzó banda sonora alguna del film, pero el tema de apertura y cierre son covers de "...Before", interpretados originalmente por el grupo tailandés de rock indie Modern Dog. La banda sonora contiene además canciones interpretadas por el propio Mahasamut Boonyaruk (Pod), quien compuso y cantó para esta película. Nada extraño, puesto que es cantante.

*Idea principal: la a veces absurda persecución de nuestros sueños, y la confusión de la fantasía con la realidad. Los lazos y el cariño. La tristeza del amor no correspondido.


























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails