BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

lunes, 4 de enero de 2010

Corea del Sur: The Chaser (2008)

The Chaser (Chugyeogja, 추격자) es un excelente thriller dramático surcoreano dirigido por Na Hong-jin, quien hasta la fecha tan sólo ha dirigido un film posterior, llamado The Murderer. La historia nos presenta a Eom Joong-ho (el genial y conocido actor Kim Yoon-seok), anterior oficial de policia reconvertido en proxeneta. El problema comienza cuando varias de sus chicas desaparecen, y una noche recibe la llamada de un cliente y él envía a Min-ji, una de las pocas chicas que le quedan. Más tarde se da cuenta de que ha sido el mismo cliente el que vió por última vez a las jóvenes desaparecidas, y creyendo que Min-ji puede estar en peligro, va a buscarla. Al principio Eom piensa que podría ser un rival que se está llevando a las jóvenes a su terreno ofreciéndoles mejores salarios, pero mientras busca a Min-ji, se choca con un coche, cuyo conductor tiene algo de sangre en la camisa. Eom tiene la corazonada de que ese hombre es el sospechoso. El hombre, Yeong-min (interpretado por el inquietante y versátil Jung-woo Ha), intenta escapar, pero Eom lo atrapa, y ambos van a parar a la comisaría de policía. Allí Yeong-min confiesa el asesinato de las mujeres (en una escena impactante, que no duda en trivializar y hasta darle un toque cómico a una situación que en el cine americano trataría con extremo dramatismo), y dice que su última víctima, Min-ji, puede que siga con vida. A pesar de esto, la policía no tiene pruebas para poder encarcelarlo, y no pueden retenerlo por más de doce horas. Mientras la policía busca a las víctimas, Eom es el único que piensa que Min-ji continúa con vida, y debe encontrarla antes de que el asesino sea puesto en libertad.

Esta dura historia (lo es, es muy dura, sobre todo el final), está basada en una historia real, pero por supuesto con algunas diferencias; en particular los roles de ambos protagonistas. Debo destacar una vez más el papel de Jung-woo Ha como el asesino, porque es estremecedora su frialdad y su cinísmo, así que podría decirse que gran parte del éxito de la película reside sin duda en su actuación y en la de Kim Yoon-seok en el papel del ex-policía obstinado y frustrado. La película es oscura, violenta y con muchas escenas de acción, con gore y sin él.
The Chaser fue estrenada en Corea del Sur en Febrero de 2008. En su semana de apertura quedó en segunda posición, tan sólo detrás del film americano Jumper. Tuvo más de cinco millones de espectadores, lo que la convirtió en la segunda película más conocida en Corea del Sur, por detrás de The Good, the Bad, the Weird. En Marzo de 2008 la Warner Bros compró los derechos para hacer un remake, y se pensó en Leonardo DiCaprio para el papel protagonista, pero de momento no ha habido más negociaciones. El actor ya había estado envuelto con anterioridad en el film The Departed, un exitoso remake de la película hongkonesa Infernal Affairs.
Como última anéctoda, al principio para el papel del asesino pensaron en otro actor surcoreano, el famoso Lee Junki, el cual es más joven que Jung-woo Ha, y parece demasiado angelical para el papel, aunque también puede presentar mucha frialdad en su mirada, a juzgar por otros papeles donde le he visto.

Idea principal: la impotencia de la búsqueda frustrada, la injusticia, la frialdad. El paso de la trivialización al dramatismo.

* web oficial de la película en Reino Unido.

Photobucket
Photobucket

El cine coreano juega muchas veces con ese tono agridulce, tragicómico, en sus pósters. Aquí está el escalofriante ejemplo de uno de ellos, donde no sabemos si el protagonista está riéndose o está a punto de llorar en su desesperación:

Photobucket

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails