BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

martes, 22 de diciembre de 2009

Tailandia: The Love of Siam (2007)

The Love of Siam (Rak Haeng Sayam, รักแห่งสยาม) es una película tailandesa dirigida y escrita por Chookiat Sakveerakul. La idea que hace interesante a esta película es la cuestión del amor en todas sus variantes: el de padres a hijos, el amor platónico y también el amor entre dos jóvenes gays.
Mew (interpretado por Witwisit Hiranyawongkul) es un chico cabezota, vecino de toda la vida de otro joven, llamado Tong (interpretado por Mario Maurer). Tong es un chico lleno de energía, que vive con sus padres y su hermana. Tras tirar accidentalmente un chicle por la ventana que va a parar al pelo de Mew, ambos se convierten en amigos, pero la amistad no cuaja del todo hasta que en el colegio no empiezan a meterse con Mew, y Tong sale en su defensa. Desde ese momento, serán los mejores amigos.
Un día, la familia de Tong se va a Chiangmai y vuelve sin la hermana de éste, porque quiso quedarse un par de días más con unos amigos. Sin embargo, se pierde en las montañas y nunca más vuelven a saber nada de ella. Esto destruye a la familia de Tong, porque a partir de entonces su padre empezará a beber y su madre saldrá de casa para evadir el problema. Durante este tiempo, Mew tendrá que pasar unos días en casa de su amigo porque su familia tiene que salir. Pero las cosas ya no son como antes, y Tong y sus padres se van a vivir a otro lugar, dejando la amistad de ambos chicos en el aire.
Seis años han pasado, y un buen día ambos vuelven a encontrarse en Siam Square, famosa calle de reunión de jóvenes, en su último año de instituto. Mew forma parte ahora de una banda de música llamada August y Tong tiene novia, una hermosa joven llamada Donut. El encuentro entre ambos revive viejos sentimientos que Mew tenía desde la infancia, su amor por Tong.
Curiosamente, la manager del grupo de Mew se parece mucho a la hermana perdida de Tong. Cuando la familia de éste la conoce, traman un plan para que se presente ante el cabeza de familia diciendo que es la hija perdida, y así intentar revivir la alegría de vivir del padre. Tang, que así se llama la joven, cuenta una historia inventada sobre los años que pasó fuera, sacada de una película tailandesa llamada Ruk Jung. Cuenta que padeció amnesia, y que por eso olvidó quién era su familia.
Mientras tanto, Mew es el objeto de un amor no correspondido por parte de su vecina Ying, quien tristemente intenta de todo para acaparar su atención, sin éxito. Mew está muy enamorado de Tong, y se ha inspirado en él para escribir algunas de sus nuevas canciones. Tanto su manager como el resto de su grupo se queda sorprendido al ver el talento y la nueva inspiración del joven. Tras una fiesta nocturna a la que Tong acude y donde toca el grupo de su amigo, ambos se besan en el porche de Tong, pero la madre de Tong los ve y va a hablar con Mew para decirle que dejen la relación que tienen.
El día de Navidad, Tong y su madre están decorando el árbol, y su madre intenta hablarle sobre las decisiones del corazón. Su hijo le responde diciendo que le deje tomar sus propias decisiones. Poco después deja a su novia, diciéndole que no puede estar con ella, pero no le da más explicaciones. Finalmente, Ying, la vecina de Mew, ha aceptado que su amor no es correspondido, y desiste de intentarlo más. Tong asiste a un nuevo concierto de su amigo, y le regala la nariz del muñeco favorito de Mew en su infancia, al cual le ha faltado siempre esa pieza. Cuando todo parece que por fin puede ir bien entre ambos, ¿qué ocurrirá?

La película puede parecer un poco obvia y demasiado emotiva en algunas ocasiones, pero el final no es tan sencillo como parece. Muchas veces nos rebelamos contra lo que sentimos, pero en otras ocasiones simplemente nos rebelamos contra las opiniones de los demás para que nos dejen tomar las nuestras propias, independientemente de que coincidan con las suyas o no.
La interpretación por parte de los dos actores principales (bastante novatos) es muy buena, aunque se nota que lo pasaron mal rodando la escena del beso. Particularmente Mario Maurer ni siquiera quiere dedicarse a la actuación en un futuro, en tanto que Witwisit estuvo reacio en un principio, pero más tarde decidió que el guión merecía lo suficientemente la pena como para no rodar una película porque hubiera una escena donde tenía que besar a otro chico. Además, el director le insistió en que tenía que ser él, no solo por que la idea de Mew que él tenía en mente era la de un chico como Witwisit, sino porque además él es músico, igual que el joven del papel que interpreta. El papel de Witwisit tuvo muy buenas críticas, que sobre todo destacaron su sensibilidad interpretando a un personaje tan vulnerable. Mario fue nominado a un Asian Film Award y a un Starpicts Thai Film Award, que finalmente ganó.
Hay un par de cosas tan solo a criticar del film: una, que es exageradamente largo (dos horas y media de una historia que podría haber sido más corta, y en ocasiones se hace lenta, aunque se sobrelleva) y dos, lo que me molesta especialmente es que la hayan publicitado como una historia heterosexual, cuando no lo es. Aquí abajo incluiré un poster que da fe de lo que digo. De un país como Tailandia me extraña que necesiten hacer una promoción ligeramente falsa para evitar que la gente vaya a los cines a ver la película, pero bueno.
En resumidas cuentas, creo que es una película que merece la pena ver, no solo por la excelente actuación de los dos jóvenes e inexpertos actores, sino porque la historia que se aborda nos habla del amor en diversas vertientes. Además, es un buen comienzo para iniciarse en el cine tailandés, que también tiene mucho que ofrecer.

Idea principal: la tristeza del amor no correspondido y del amor perdido. Lo que nos perdemos por no hablar a tiempo. La necesidad de tomar nuestras propias decisiones.

* web oficial de The Love of Siam.

Poster "hetero":

Photobucket

Poster que se ajusta más a la realidad:

Photobucket

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails