BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Japón: Zoo (2005)

Zoo es una película diferente que nos muestra cinco cortos independientes clasificados como cortos de terror (no sé quién le pondría la etiqueta, porque de terrorífico tienen poco). Cada uno de los cortos está dirigido por un director distinto, y van superando el grado de paranoia conforme la película avanza. El primero de ellos se titula Kazari to Yoko (Kazari y Yoko), está dirigido por Ryu Kaneda y nos cuenta la historia de dos hermanas gemelas que no podrían ser más distintas por culpa de su madre: la odiosa y cruel mujer sólo quería tener una hija, y trata a Kazari como su ojito derecho, mientras que Yoko duerme en el suelo y come como un perro, además de ser maltratada sistemáticamente por la desquiciada de su madre, que la castiga con cualquier excusa. Un día Yoko ve un cartel en una farola que informa sobre un perro extraviado. Por casualidad, paseando por el parque, Yoko se encuentra con el perro y se lo va a devolver a su dueña, que resulta ser una anciana que vive en una amplia casa. La anciana no tiene hijos y vive de forma acomodada, por lo que le permite a la niña recibir una serie de privilegios, e incluso le habla de un viaje que podrían hacer juntas. Como muestra de confianza, le entrega la llave de su casa. Yoko parece haber encontrado una vía de redención, pero un día la anciana muere repentinamente, y la niña vuelve a quedarse tan sola como siempre. Kazari entra en el cuarto de su madre (algo prohibído) cuando ella no está, y toca una torre de CD's que se vienen abajo, salpicando de líquido el ordenador de su madre. Sabe que ésta se pondrá hecha una furia y le pegará, de modo que simplemente decide echarle la culpa a su hermana. ¿Pero qué hace Yoko? Le dice que su madre ya sabe que ha sido Kazari, y que la va a matar cuando llegue, así que lo mejor es que ambas se intercambien la ropa para intercambiar también los castigos. Claro que, puede que las cosas no terminen tan bien como Kazari piensa...
El segundo corto se llama Seven Rooms (siete habitaciones). Está dirigido por Masaki Adachi y nos presenta a una joven que despierta en un calabozo junto a su hermano pequeño, sin saber cómo ni por qué. Allí van transcurriendo las horas de forma tediosa - alimentados tan sólo por un plato con pan -, hasta que la chica se da cuenta de que es posible que el canal de agua que pasa por un lado de la celda lleve hacia otros lugares. Como su hermano es más pequeño que ella, le ordena que bucee bajo el agua, a ver hasta donde puede llegar. Así es como descubren que hay otras seis habitaciones con más chicas encerradas. Poco a poco, cada una de ellas va siendo sacrificada con una motosierra. El niño y su hermana saben que tienen que elaborar un plan para salir de allí antes de que los maten, y si es posible, liberar al resto. ¿Pero cómo podrían hacerlo con la puerta cerrada y atravesada por una enorme viga que les impide la apertura?
El tercer fragmento es una curiosa pieza de animación dirigida por Junpei Mizusaki, titulada Hidamari no Shi. Una niña ha sido creada por un hombre que sabe que le queda poco tiempo de vida, así que quiere enseñarle a ella las maravillas de su mundo, antes de morir. Se presupone por lo que vemos y nos cuentan que el corto está ambientado en el planeta Tierra del futuro, donde los seres humanos ya se han extinguido y lo único que queda son androides que a todos los efectos son como los seres humanos, pero más superiores porque viven hasta cuatro veces más. El único problema es el de siempre: que no pueden sentir. Cuando el padre de la niña le dice al principio que va a morir, ella no siente nada, porque no comprende ese concepto. Pero cuando un conejito que se come las hojas de las lechugas de su huerto muere al caer desde un precipicio, se da cuenta de lo horrible que es la muerte.
So-far so-fa es el cuarto corto presentado (su original título es un juego de palabras entre "tan lejos" y "sofá"; algo así como: estamos tan lejos pero a la vez tan cerca, en este mismo sofá). La historia nos cuenta lo que le ocurre a un niño de unos diez años (Kamiki Ryunosuke) cuando sus padres mueren en un accidente de coche, y resulta que él sigue viéndolos a ambos, pero ellos no se ven el uno al otro. De este modo, el niño sigue interactuando con su madre y con su padre, pero aparte. Los padres piensan que el niño miente y que no es capaz de superar la muerte del otro, pero lo que la historia retrata en realidad es el distanciamiento familiar cuando los padres no se hablan y los niños están en medio.
El último corto le da título a la película, Zoo. Esta extraña historia es la de un hombre que nos cuenta en retrospectiva cómo ha matado a la mujer que quería, y le va haciendo fotos progresivamente, mientras su cuerpo se va pudriendo (argggg, sí). En el tiempo anterior a su muerte vemos cómo la pareja visita un zoo que está cerrado y que ya no tiene animales. La protagonista se identifica con las cebras, porque sus rayas le hacían de niña estar concentrada durante horas. A raíz de su muerte, el hombre no deja su obsesión para con su compañera, y tiene visiones en las que ella es una especie de vampiro y trata de vengarse. Su conciencia no está tranquila.

La mayoría de estos cortos nos presentan la lealtad familiar (sobre todo entre hermanos), y también los problemas familiares. En el corto de Kazari to Yoko vemos cómo la madre prefiere a una de sus hijas, y cómo la repudiada se intercambia finalmente con su hermana, porque a pesar de todo, ama enfermizamente a su madre, sin darse cuenta de que la culpa de que ésta la odie no es de ella. En Seven Rooms somos partícipes de cómo la hermana mayor está dispuesta a sacrificar su vida por su hermano pequeño, realzando así las obligaciones de los vástagos mayores de la familia para con los pequeños (a pesar del miedo). En Hidamari no Shi se nos habla de la importancia de los sentimientos, y de esa idea recurrente que tienen los japoneses en sus series de anime de ser robots que no pueden sentir. En So-far so-fa, como ya he comentado, se ponen de manifiesto los problemas que se presentan cuando la pareja no se habla y los niños están en el medio, creando su propia ilusión. Finalmente, Zoo representaría el remordimiento y la obsesión. Sigo sin entender el por qué del título de la película, aunque es cierto que en So-far so fa hay una escena donde se ve el cristal delantero del coche y hay una serie de animales de plástico formando una fila. Otra explicaicón que se me ocurre es que el zoo somos los seres humanos, y cada una de nuestras historias.

He leído por ahí malas críticas (fundamentalmente de gente que, como yo, vieron esta película pensando que era de terror, porque alguien la clasificó como tal), pero eso no quita que esta película sea excelente. De hecho, pienso que la mayoría de las películas de cortos son buenas porque al ser historias menos largas permiten expresar sus argumentos sin estirarlos tanto, así que las ideas no se gastan ni llegan a cansar. Son historias fantásticas y angustiosas. En general, recomiendo esta película al que quiera ver algo diferente.

*Idea principal: valores familiares en todos los niveles. Obsesión y remordimientos.




























Este segundo póster parece pretender ser algo más terrorífico que el estándar... :




























Hasta en el trailer han puesto de cabecera "horror movie". ¡Que no, hombre, que no es una película de terror! Aunque eso tampoco la convierte en una comedia, claro xD. :

2 comentarios:

  1. Vi hace tiempo estos cortometrajes, la razón por la cual fueron catalogados como terror es porque la sensacion producida, es una especie de frustración, ansiedad, incertidumbre, intriga; que como tal es una forma de terror pero estos filmes son mas enfocados al terror psicológico, porque de la posibilida de dibagar a partes muy macabras del pensamiento humano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy bueno tu resumen gracias, tenia tiempo que estaba buscando los directores, gracias

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails