BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

domingo, 27 de febrero de 2011

Corea del Sur: Bungee Jumping of Their Own (2001)

Bungee Jumping of their own (caída libre a solas) (Beonjijeompeureul hada, 번지점프를 하다) es el curioso título de este... llamémosle melodrama - aunque tampoco me parece la etiqueta más adecuada - surcoreano dirigido por Kim Dae-seung y co-protagonizado por la hermosa y ya tristemente desaparecida Eun-ju Lee.
La primera parte se centra a comienzos de los años ochenta. Seo In-woo, un joven y algo torpe universitario (Lee Byung-hun) se enamora de Tae-hee, una chica que asiste a clases de arte y pintura. Le ocurren todo tipo de anécdotas graciosas intentando verla, además de tener que aguantar las burlas de sus amigos. Finalmente empiezan a salir (memorable es la escena en la que van a un motel y a In-woo le entra hipo por los nervios), y es cuando Seo In-woo se da cuenta de la personalidad tan curiosa que tiene la joven. El sueño de Tae-hee es ir hasta Nueva Zelanda para hacer salto de caída libre, en un famoso acantilado que hay en el país. Ella sueña con que algún día irá con In-woo.
Todo va más o menos bien hasta que Seo In-woo es llamado a filas. Ambos saben que estarán separados durante dos años, pero Tae-hee le promete a Seo In-woo que nunca se marchará de su lado. La noche en que éste ha de tomar el tren para irse, Tae-hee nunca se presenta.
Han pasado diecisiete años, y ahora Seo In-woo es un prometedor y atractivo profesor de instituto. Ha conseguido el carisma del que al parecer adolecía en su juventud, y sus alumnos le tienen en mucha estima.
Un estudiante llamado Hyeon-bin (Yeo Hyeon-soo) sobresale de entre todos. Al principio, Seo In-woo no le hace mucho caso a sus percepciones, pero poco a poco se va dando cuenta de que la forma que tiene el chico de expresarse y sus gustos son muy parecidos a los de su antigua novia, Tae-hee. Tiene la misma opinión sobre el amor, dibuja igual de bien que ella, y hace hasta algunas preguntas que ella le hizo a él muchos años atrás. Es entonces cuando Seo In-woo comienza a espiarle discretamente, y hasta se sorprende a sí mismo borrando un mensaje de su móvil que le ha escrito la que es su novia. Más tarde, hay una carrera de relevos de profesores con alumnos, y a Seo In-woo le toca correr junto al alumno más rápido de su clase, que es precisamente Hyeon-bin. Al atarse ambos los dos tobillos, In-woo tiene un ataque de hipo.
El profesor planea llamar a su alumno a casa con la excusa de que no le ha entregado la ficha con sus datos escolares, pero se enfada mucho al comprobar que su teléfono se pasa una hora comunicando. Cuando por fin puede contactar con él, se le olvida lo que quería decirle. Este comportamiento comienza a resultarle extraño a Hyeon-bin. Y no es el único que lo ha notado, ya que su novia está siendo literalmente "fichada" por el profesor, quien repentinamente le profesa una inexplicable manía.
Pero la cosa llega a más cuando un día, In-woo se da cuenta de que Hyeon-bin posee un mechero que es el mismo que él le regaló a Tae-hee. De hecho, el chico lo ha comprado en un rastrillo, atraído por el dibujo de la mujer que tiene en la superfície. Está dibujando ese retrato cuando In-woo lo ve y pierde los papeles. Lo levanta por la camisa delante de toda la clase y le pregunta quién es en realidad.
In-woo se siente muy confuso, y comienza a preguntarle a su mujer cosas extrañas, como si no estuviera seguro de su masculinidad. Incluso llegar a ir al médico. En el colegio, los rumores de que el profesor antes favorito es gay y está enamorado de Hyeon-bin se expanden como la pólvora. Tras un violento encontronazo entre estudiante y alumno, Hyeon-bin es llamado por el director, y pierde su puesto. Antes de irse se encuentra con Hyeon-bin, que no ha asistido a clase a primera hora, probablemente harto de los rumores. In-woo le dice llorando que reconoce a Tae-hee dentro de él, y que ha estado esperándola. Es entonces cuando Hyeon-bin parece sufrir una transformación interior y tiene recuerdos de un pasado que nunca vivió. Presa de un extraño impulso va esa noche hasta la estación de tren, como si algo le llamase. Justo antes de llegar tiene un accidente con la bici y casi es atropellado por un camión (vemos en retrospectiva que eso fue lo que le ocurrió a Tae-he). En la estación le espera In-woo, que ha estado esperándole durante 17 años. Por el reflejo del cristal vemos de nuevo a Tae-hee.
In-woo y Hyeon-bin viajan hasta Nueva Zelanda para hacer salto en caída libre, el deseo que tenía Tae-hee y que nunca pudo realizar en vida.

Como melodrama (repito que no es la mejor forma de catalogarla) Bungee Jumping of Their Own me parece una película original y entrañable, bastante diferente dentro de la "previsibilidad" (con muchas comillas) del género. Además, resulta refrescante ver a Lee Byung-hun encarnando un papel tan amable, acostumbrados como estamos sus seguidores a verle ejercer de mafioso, de policia, de tipo duro y frío.
La película cuenta con unos cuantos paralelismos dulces y divertidos, como los ataques de hipo del protagonista o la melodía del teléfono del Hyeon-bin, que era una de las favoritas de su novia Tae-hee. Los últimos momentos son arriesgados - queda un poco cursi ver a un chico tan dinámico, enérgico y hetero como Hyeon-bin tan enamorado de su profesor - pero considero que tenía que ser así, y que, bien visto una segunda vez, tampoco queda tan mal.
Remarcable es también la actuación de la hermosa Eun-ju Lee, quien nos regaló algunos papeles interesantes y de calidad como el que protagoniza aquí. En una entrevista concedida poco antes de su muerte, dijo que se emocionaba cuando pensaba en la película, ya que le traía muchos recuerdos, especialmente aquella escena en la que baila un vals con el protagonista, al atardecer.

Bungee Jumping of Their Own se estrenó el 3 de Febrero de 2001, y obtuvo muy buenas críticas y los aplausos del público. Casi un millón de espectadores acudieron a las salas esa semana, convirtiéndola en un éxito de taquilla. Fue elegida para participar en el Festival de Cine Frameline en 2002, y en el Festival de Cine Coreano DC en 2004. Cuatro años después de su estreno, y en el mismo mes, fue cuando Eun-ju Lee murió, y no es por establecer un macabro paralelismo, pero de la misma forma en que se fue su personaje, se nos fue también ella, tan joven y hermosa.

"Dijiste que tu fin no estaría aquí. Aunque saltaras desde el acantilado. Nos volveremos a encontrar otra vez y nos volveremos a enamorar. Y no es sólo porque te quiero; es porque lo único que puedo hacer es amarte.
Te querré siempre."


* Idea principal: la reencanarción. El amor incondicional. La homosexualidad.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails